Mi Tanga y Mis Labios.........

CONCURSO DE TANGAS... A VOTAR POR SU FAVORITA!!!

miércoles, 29 de octubre de 2008

Mi Tercera Vez......bueno mi Primera vez.....


Ya mucha gente me ha pedido que les platiqué como fue mi primera vez con un hombre, pues como ya muchos de Ustedes saben mi primera relación sexual fue con una chica, no vale la pena platicarles sobre mi primera vez con un hombre porque no tiene la historia absolutamente nada de erótica y la verdad prefiero no recordarla, en breves palabras les puedo decir que mi primera vez con un hombre fue con un hijo de pu… que literalmente se aprovecho de mi y me violó, esto me ocasiono no solo dolor físico sino también psicológico y generó en mi una gran desconfianza en cuanto a relaciones interpersonales, sentí más afecto por las mujeres y llegué a pensar que tal vez era lesbiana, pero este pensamiento me hacia sentir mal porque en realidad me gustaban mas los hombres, el caso es que cambié y dejé de salir por casi un año, cambié mi forma hasta de vestir, hasta que un día conocí casualmente a un chico mayor que yo, yo andaba rondando ya la mayoría de edad y el tenia 19 años, comenzamos a salir al cine, al café, lo típico del inició de una relación y aunque no era guapo me gusto mucho su forma de ser y de pensar, a los dos meses de conocernos nos hicimos novios y nos veíamos casi todos los días, y pronto pasamos de la “manita sudada” a la “entrepierna sudada”, yo me sentía muy segura con él y volvía a vestir de nuevo con minifaldas y me gustaba agarrarlo mirándome las piernas y aprovechaba cualquier ocasión para coquetearle, siempre que había ocasión no perdíamos la oportunidad de acariciarnos y besarnos en las bancas de los parques, casi cinco meses pasaron desde que nos hicimos novios cuando un día el propuso ir a un motel, a mi me encantó la idea y la verdad era que me moría de ganas de que me lo propusiera porque yo lo deseaba en verdad tanto que cada vez que me dejaba en mi casa tenia que masturbarme. Así en la primera ocasión que su papá le prestó el auto nos fuimos a un “cinco letras”, yo andaba vestida de forma muy similar a la chica que sale con Kalimba en un video de pop en español que tal vez muchos de Ustedes conocen, traía una minifalda negra y una blusa de manga larga, cuando llegamos al cuarto me sentía super nerviosa pero ya estaba demasiado caliente para dar marcha atrás y decidí entregarme a las emociones y cosas que pasarán allí dentro, él inspeccionó el cuarto y prendió la TV de inmediato aparecieron escenas de una película XXX, lo cual no me molestó lo mas mínimo fui hacia él y lo bese en la boca el me abrazó fuertemente apretando con sus manos mis nalgas y acariciando mis pantorrillas, enseguida me quito la blusa y el brassiere y como loco me comenzó a devorar mis tetitas no se cuanto tiempo lo hizo pero yo sentía mi cabeza estallar por lo caliente que me sentía, se separó de mi y se comenzó a desnudar yo me despoje del resto de mi ropa y quede completamente desnuda ante él, ya desnudos los dos nos abrazamos y así nos tiramos en la cama, fue maravilloso poder sentir su cuerpo desnudo enredándose en el mío, sus manos toqueteaban y apretaban cada curva y sinuosidad de mi cuerpo, yo acariciaba con mis manos su cabello y no dejaba de buscar su boca, sentía sus labios besando mi cuello, mis brazos, mis costados, mi vientre, y cuando me lengüeteo mi ombligo no pude parar de reír por las cosquillas que me dieron, pero eso no fue nada comparado cuando él enterró su lengua en mi vagina, entonces si que lance un grito de placer y me deje completamente llevar por el deseo abrí mis muslos y levante lo mas que pude mi cadera para quedar completamente expuesta a él, y así sentir mayor penetración de su lengua, él me lamia primero mis labios externos y enseguida enterraba su boca en mi hueco dejando que su lengua se revolviera profundamente dentro de mi, ya no podía aguantar mas y le pedí que me la metiera, él se levantó y busco un condón que calzó en su verga, yo seguía acostada boca arriba, lo miraba con los ojos nublados de lujuria y procuraba levantar mi vientre y caderas para incitarlo a penetrarme, el tomo su pene y lo fue aproximando a mi vagina, sentí su roce como una bendición y primero la cabeza y después el resto lo fui ingiriendo poco a poco, me acuerdo que él me dijo que yo estaba tan caliente que casi sentía que le quemaba el pene, cuando desapareció por completo su verga en mi vagina, comenzó a sacarla y meterla rozando toda la extensión de mi vagina que toda excitada y resbalosa lo recibía casi llorando de emoción, luego me la sacó y me jalo hacia el extremo de la cama, así con las nalgas casi en el aire levanto mis piernas y me volvió a penetrar , ahora lo sentí mas profundamente pero me gustaba y siguió con el metisaca hasta que se vino, el pobre estaba todo sudoroso y cansado, yo la verdad no estaba satisfecha y me acuerdo que le dije: “no me digas que ya fue todo”, el me dijo que lo dejará recuperarse y me dijo que si lo ayudaba tal vez tuviera otra erección más rápido, y me sugirió que le diera un beso en su “cosa” , se levantó y fue al baño a quitarse el condón y enjuagarse un poco su pene, cuando regreso se acostó a mi lado, nos besamos y ahora fui yo con comenzó a besar su cuello y al llegar a sus tetillas sentí rico en besarlas y chupárselas y al parecer a él le gusto pues cuando estaba haciéndolo baje mi mano para tomar su verga y pude sentir que esta ya estaba otra vez erguida, baje mas con mis labios hasta su miembro y con la punta de mi lengua comencé a lamer delicadamente la cabeza de su pene y estando en esto me acorde de alguna peli XXX que había visto años atrás y entonces me causo placer adoptar el papel de “guarra” y empecé a mamar su pene como “toda una profesional”, bueno al menos así me sentí, y de las lamiditas escasas y pudorosas pase a engullir y chupar no solo la cabeza sino todo el tronco, mi novio se meneaba en la cama hasta que violentamente se incorporó separándome de él, y me dijo “te la quiero meter así”, y señaló la pantalla de la tele, en ella había una mujer en cuatro, o como dirían teniendo sexo de “perrito” (yo creo que en lo personal esta es una posición que les gusta mucho a los hombres) , me pido que me colocará en el borde de la cama sobre mis rodillas y manos, así lo hice y el se colocó otro condón e introdujo su miembro dentro de mi vagina bien profundamente, lo que sentí fue algo un tanto diferente a lo que sentí a la otra posición pero también era bien agradable, así que deje de ser un tanto pasiva y comencé a mover mis caderas buscando que su verga se introdujera cada vez mas profundamente en mi interior, me electrizaba cada vez que la sacaba totalmente y la volvía a clavar en mi, así estuvimos un buen rato hasta que él se vino por segunda ocasión, a mi me temblaban las piernas de tanto placer pero aun no lograba venirme, el me preguntó si ya me había venido y le dije que no, pues como que no encontraba el punto exacto, para mi había sido fácil venirme cuando me masturbaba pero en esos momentos estaba gozando demasiado pero no lograba tener un orgasmo todavía, el se movió hasta colocarse en la posición del “69” conmigo debajo y empezó a lamer mi vagina, al mismo tiempo con una mano separaba mis labios y con la otra mano exploraba mi huequito, pronto introdujo un dedo, luego dos , y su lengua resbalaba constante e insistentemente sobre mi clítoris, yo retorcía debajo de él de puro placer y ya envuelta en la lujuria del momento le arranque el condón lleno de semen producto de su última venida de su pene y lo tire a un lado de la cama, devore con mis labios y boca su verga aun pequeña y en “reposo” y sentí con gusto como productos de mis chupadas su miembro despertaba poco a poco hasta llenar y sobrepasar mi boca, enseguida tuve que dejarlo ir porque lo que él me hacia abajo se comenzaba a sentir mas intensamente por todo mi cuerpo, me retorcía mientras le pedía que siguiera así y no parará, en breve comenzó a sacudirme un fuerte orgasmo que me hizo gemir de gusto y cerré mis ojos fuertemente y abrí mi boca dejando escapar la energía suficiente para dar servicio de alumbrado al hotel por una semana, o al menos así recuerdo esa venida. Tarde algunos minutos en recuperarme y tomar aire y nos quedamos uno al lado del otro mirando la peli en la tele donde ahora tres chicas comenzaban a tener sexo entre ellas, yo con mis manos acariciaba mientras tanto sus testículos y frotaba suavemente su cabeza resbalosa, no paso mucho tiempo antes de que él se levantará y sentará en el borde la cama, me pidió que fuera hacia él, así me senté sobre su miembro esta vez fui yo quien lo guía hasta mi entrada y haciendo presión fui bajando hasta tenerlo dentro de mi por completo, así nos comenzábamos a besar en la boca y luego él bajo su boca hasta mis senos y comenzó a chupar mis pezones, era maravillosa la sensación de sentir su miembro profundamente enterrado en mi y su boca consintiendo mis pezones, que preferí no moverme para seguir disfrutando por mas rato de esta sensación, enseguida entendí que si quería venirme tendría que colaborar así que con mis dedos empecé a masajear mi clítoris, así la sensación se incremento, y cuando comenzamos a movernos fue mas orquestadamente de una forma mas “organizada” y como él se había venido dos veces ya pudo aguantar mas tiempo este “ejercicio”, conforme pasaba el tiempo nuestros movimientos eran mas rápidos y profundos, yo meneando mi trasero sobre sus testículos lograba sentir mejor su verga en mi, así en breve, nos exprimíamos hasta la última gota de placer de nuestros cuerpos, y cuando sentí que él se venía yo acentué mis movimientos y mis caricias en mi “chicharito” así que poco tiempo después de su venida yo también terminé, no fue un orgasmo tan intenso como el primero pero no estuvo nada mal, como terminamos todos sudorosos, nos metimos al baño y nos duchamos, yo lo lave a él y él a mi, nos vestimos y desaparecimos del lugar que dejamos un poco desordenado, la colcha en el piso las sabanas arrugadas hasta el colcho estaba fuera de lugar, no se como lo hicimos pero si se que fue muy intenso lo que paso, yo traía tanta energía sexual acumulada que fue un desfogue para mi. Fue algo intenso y especial y realmente me sirvió de terapia para borrar mi primera mala experiencia en el sexo. Así que disculpen que no les platique sobre mi primera vez con un “hombre” porque la verdad no vale la pena, solo les puedo compartir mi segunda vez con un hombre de verdad.

Si quieren leer mas relatos sobre las primeras experiencias sexuales de mas gente les recomiendo visitar el siguiente link:

http://www.miprimeravez.com/

BjuXX ¡!!!!! :*

2 comentarios:

Héctor dijo...

Hola preciosa, ahora entendemos la razón por la que estuviste dando un poco de largas para contar tu experiencia, sin embargo el chico del relato supo como hacerte olvidar ese mal trago.

En mi caso mi primera vez no estuvo mal y aunque fue pagada me sentí bastante a gusto, gusto que me duro muy poco porque sentí que hubiera sido mejor que lo hubiera hecho con alguien que no hiciera las cosas por negocio, lo cual realmente ocurrió hasta que tuve 20 años, ya casi próximo a los 21, por lo que puedo decir que soy prácticamente un hombre virgen. xD

Bueno, ya una vez satisfecha mi curiosidad, espero que realices una nueva votación de tangas pronto.

Cuidate y nos estamos leyendo luego.

xxHARRIERxx dijo...

bueno la berdad soy algo nuevo en esto de los blogs pero tu historia me parecio muy buena y pues como hombre normal no pude evitar una ereccion por echar a volar mi imaginacion

espero leerte mas y cuidate te saluda xxHARRIERxx